LIMA (AP) — La muerte de cuatro universitarios alemanes en un accidente de autobús en los Andes tras asistir a la boda de un amigo en Perú está enfocando la atención en el transporte interprovincial del país sudamericano, donde anualmente mueren más de dos mil personas.

Más de 20 personas fallecieron el domingo en un accidente, incluidos los cuatro alemanes, luego que el bus de la empresa Turismo Central cayera desde un puente en la región sureña de Huancavelica, pero hasta el viernes el bus y las víctimas seguían bajo las aguas.

En el rescate hay "desorden, improvisación y falta de maquinaria adecuada", dijo a The Associated Press el alemán Martin Schlegel a cuya boda asistieron los fallecidos.

Los alemanes fallecidos estudiaban en el Instituto Tecnológico de Karlsruhe, una de las más prestigiosas universidades alemanas en tecnología e informática. Uno de ellos, Nico Weyand, de 27 años, murió desangrado mientras era llevado a un centro médico rural y su cadáver estuvo dos días sin refrigeración, dijo Schlegel, un ingeniero informático de 25 años que vive en Perú.

Schlegel, quien se casó el último viernes de octubre con una peruana e invitó a sus amigos ahora fallecidos, afirma que los accidentes viales “son una falla sistémica” en el país. Como él, otros locales reconocen que con frecuencia ocurren accidentes viales y la respuesta de las autoridades no siempre es eficiente.

El experto peruano en transporte, Luis Quispe Candia, director de la organización Luz Ambar que busca el cumplimiento de las normas para evitar los accidentes, dijo que en Perú las leyes del transporte "son laxas, las empresas de transporte judicializan sus sanciones y en la práctica no se castiga casi nadie".

En agosto y septiembre, la misma empresa de transportes implicada en el reciente incidente tuvo un accidente mortal por mes que dejaron en total tres muertos y 63 heridos.

La AP realizó repetidas llamadas a la empresa de transportes "Turismo Central" sin obtener respuesta, tampoco lo hicieron desde la Superintendencia de Transporte Terrestre cuya función es fiscalizar, sancionar y supervisar el transporte de personas a nivel nacional. La embajada de Alemania en Lima también dijo a la AP que no realizan declaraciones sobre el tema.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, en 2016 murieron 2.696 personas, mientras que en 2015 unos 2.965 en accidentes viales. Por lo general los muertos en las carreteras son peruanos pobres que viven en zonas remotas y que no tienen otra forma de transportarse. “En los últimos 12 años han muerto 42.000 personas en Perú pero no se hace mucho por cambiar la situación”, dijo el experto Quispe citando cifras oficiales.

"Perú es un hermoso país, pero si quiere desarrollar el turismo necesita formarse la imagen de un país seguro para los viajes, por ahora ese es un problema bien grave", dijo Schlegel.