LIMA (AP) — El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, afronta un voto sobre su impugnación tras las revelaciones de que su consultora privada recibió dinero de la constructora brasileña implicada en el mayor escándalo de corrupción de América Latina. El jueves intentará convencer a los legisladores escépticos antes de la votación para que le dejen permanecer en el poder.

Varios líderes políticos importantes de la región han sido acusados de recibir sobornos de Odebrecht, condenados en tribunales y condenados a penas de prisión. El caso de Kuczynski no ha llegado ante un juez y no se cree que los pagos estuvieran relacionados con la trama de corrupción. Sin embargo, los legisladores afirman que tienen base para destituirle.

___

¿POR QUÉ BARAJAN LOS LEGISLADORES LA DESTITUCIÓN DEL PRESIDENTE DE PERÚ?

Líderes opositores iniciaron en el congreso el proceso de impugnación contra Kuczynski después de que un comité revelara documentos que mostraban que su consultora privada recibió 782.000 dólares en pagos de Odebrecht hace más de una década. Algunos de esos pagos se solapan con los años de Kuczynski como ministro del gobierno.

Aunque nadie ha demostrado que cometiera un delito, los defensores de su destitución afirman que debería haber revelado los pagos y que como mínimo no reconoció un conflicto de interés.

El índice de popularidad del mandatario está por debajo del 20% y ha tenido problemas para aprobar leyes desde que asumió el cargo en 2016. El opositor Fuerza Popular, liderada por Keiko Fujimori, tiene mayoría en el Congreso y lidera la campaña a favor de la impugnación. Necesitarán 87 de 130 votos, lo que supondría su destitución inmediata.

___

¿CUÁL ES LA DEFENSA DEL PRESIDENTE?

El exbanquero de Wall Street alega que dejó las riendas de la empresa, Westfield Capital, a su socio comercial Gerardo Sepúlveda mientras estuvo en el gobierno, y que no tenía conocimiento de los pagos de Odebrecht. Kuczynski también asegura que declaró y pagó impuestos sobre todos sus ingresos de Westfield Capital.

Odebrecht ha confirmado que trató exclusivamente con Sepúlveda y señalado que las transacciones no forman parte de la gran pesquisa de corrupción que se está realizando en Perú.

El presidente ha descrito la iniciativa en su contra como una “impugnación exprés” alimentada por sus rivales. En una carta a la Organización de Estados Americanos, con sede en Washington, afirmó que su destitución amenaza la democracia del país.

___

¿DE QUÉ SE ACUSA A ODEBRECHT EN AMÉRICA LATINA?

En una declaración de culpabilidad ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos en 2016, la constructora admitió haber pagado casi 800 millones de dólares en sobornos en una docena de países, todos salvo dos en Latinoamérica. Los sobornos se pagaron a políticos, a sus campañas y a partidos políticos para conseguir lucrativos contratos de obra pública, y llegaron hasta la cúpula de varios gobiernos.

En Perú, Odebrecht ha reconocido el pago de 29 millones de dólares a políticos y haber obtenido unos beneficios de 143 millones de dólares como resultado.

___

¿QUIÉN HA SIDO ENCARCELADO O DESTITUIDO?

Si es retirado del puesto, Kuczynski se convertiría en el primer presidente en el cargo destituido en América Latina como consecuencia del escándalo de Odebrecht.

El expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva está apelando una sentencia por corrupción y lavado de dinero, mientras que el expresidente de Perú Ollanta Humala está a la espera de juicio. Otro expresidente de Perú, Alejandro Toledo, ha sido acusado de recibir 20 millones de dólares en sobornos de Odebrecht y está en Estados Unidos, donde intenta evitar su extradición. En Ecuador, el vicepresidente Jorge Glas fue condenado hace poco a seis años de cárcel por orquestar una trama de sobornos con la constructora.

Mientras tanto, docenas de otros líderes políticos están siendo investigados mientras fiscales de América Latina siguen presentando cargos contra legisladores implicados en la trama.

___

¿QUÉ IMPACTO PODRÍA TENER LA DESTITUCIÓN DE KUCZYNSKI?

Durante sus 16 meses en el cargo, Kuczynski ha hecho críticas directas al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tachando de dictadura el gobierno socialista del país e invitando a líderes regionales a Perú para buscar una solución diplomática a la crisis política en Venezuela. También fue el primer presidente latinoamericano en reunirse con Donald Trump, diciendo al mandatario estadounidense que prefiere “los puentes a los muros”.

No está claro que su sucesor mantuviera esa actitud en asuntos exteriores, pero en cuestiones internas es improbable que un nuevo presidente se desvíe de forma significativa de las políticas de Kuczynski. El primer vicepresidente, Martín Vizcarra, hizo campaña con el mandatario y es el segundo en la línea. Probablemente encontraría muchos de los mismos obstáculos que ha tenido Kuczynski para gobernar.