AUGUSTA, Georgia, EE.UU. (AP) — Matías Domínguez no tardó mucho en disfrutar algunas de las prestaciones que otorga jugar en el Masters.

Tiene una cama en el Crow's Nest, el espacio que se ubica en el piso superior de la casa club del Augusta National, y sólo debe descender unos cuantos escalones para llegar a la zona donde está el tee del primer hoyo. La habitación ofrece varias comodidades.

"Tengo ya mis camisas y todo", dijo Domínguez entre risas. "Podría usar algunas en el torneo. No lo sé. Pero seguro me llevaré todo lo que hay en el Crow Nest. El personal de seguridad va a tener que detenerme".

Domínguez realizará su tiro de salida el jueves, con pocas posibilidades de dar pelea en el certamen, al igual que los otros seis golfistas amateurs que participan. El chileno se clasificó al conquistar el primer Latin America Amateur Championship en Argentina.

Además de obtener el boleto para el Masters, Domínguez consiguió invitaciones a la fase clasificatoria para el U.S. Open y el campeonato amateur de Estados Unidos.

Pero la oportunidad de disputar el Masters es lo que más entusiasma al golfista de Santiago, quien juega al nivel colegial en el Texas Tech.

"Uno escucha muchas cosas acerca de cómo es el Masters, pero todas se quedan cortas", comentó. "En cuanto llegué aquí el lunes por la mañana, había multitudes por todos lados. Todo el mundo está emocionado, y ha sido bien divertido".

Domínguez jugó en un torneo universitario en College Station, Texas y tomó el domingo un vuelo desde Houston hasta Augusta, junto con varios jugadores de la Gira de la PGA.

"Estábamos en el aeropuerto con el coach, diciendo, 'miren, ahí está este golfista o aquel otro'. Había jugadores en todas partes", recordó. "Todos son gente muy agradable, y me alegra conocerlos en persona".

Domínguez, de 22 años, juega al golf desde que tenía 5, pero no se tomó en serio el deporte sino hasta la adolescencia, porque algunos de sus amigos jugaban. Explicó que el golf no es un deporte popular en Chile, aunque uno de sus compatriotas, Enrique Orellana, jugó hace 51 años como invitado.

Orellana dio a Domínguez algunos consejos hace meses, sobre la forma en que debe jugar en el Masters.

"Me dijo, 'trata de disfrutarlo y diviértete; sólo intenta aprender lo más que puedas. Vas a estar en situaciones que no has vivido antes, y mientras más aprendas, mejor será la experiencia''', rememoró Domínguez.

El joven visitó el Augusta National en febrero, para jugar algunas rondas de práctica y prepararse de la mejor manera posible. Sabe que estará algo nervioso, pero por ahora se toma la experiencia con serenidad.

"Sorpresivamente estoy muy tranquilo", expresó el lunes. "Pero sé que en uno o dos días voy a emocionarme más. Estoy ansioso por jugar buen golf, porque me he preparado realmente bien y estoy muy confiado en lo que hago".