BERLÍN (AP) — El Boeing 737 de la aerolínea Lufthansa secuestrado en Somalia hace 40 años en el momento más álgido de la campaña del izquierdista Ejército Rojo en contra de las autoridades de la Alemania Occidental está de regreso en un museo alemán.

El Museo Dornier de Friedrichshafen en el sur de Alemania informó el jueves que esperan tener de regreso al avión en septiembre, informó la agencia de noticias DPA. El avión, que había estado en el Aeropuerto Internacional de Fortaleza en Brasil por años, será desmantelado para que se pueda transportar.

El secuestro ocurrido en octubre de 1977 en el vuelo de Mallorca a Fráncfort por un grupo palestino que demandaba la liberación de miembros del Ejército Rojo, RAF por sus siglas en alemán, fue lo más álgido de la violencia de grupos de izquierda del llamado “Otoño Alemán”. Comandos alemanes asaltaron el avión en Mogadiscio, Somalia.

El Ministerio de Exteriores de Alemania compró el avión a la empresa operadora de aeropuertos brasileña, Infraero. El ministro Sigmar Gabriel dijo al periódico Bild que el avión simboliza que “nosotros no cedemos ante el terrorismo”.