LOS ANGELES (AP) — Miles de mujeres se han identificado como víctimas de acoso o abuso sexual tras un llamado lanzado por la actriz Alyssa Milano ante el escándalo que rodea al productor de Hollywood Harvey Weinstein, acusado de conductas sexuales inapropiadas que se remontan a más de tres décadas.

Milano siguió la sugerencia de una amiga el domingo y pidió que las mujeres que hubiesen sido acosadas o abusadas sexualmente usaran el hashtag #MeToo (“yo también” en inglés) en las redes sociales para “darle a la gente una idea de la magnitud del problema”.

La campaña rápidamente se volvió tendencia en Twitter y Facebook, con figuras notables como Lady Gaga, Monica Lewinsky y Rosario Dawson identificándose como víctimas. Otras compartieron historias personales.

“Ser violada una vez hizo que fuera más fácil ser violada nuevamente. Instintivamente me cerraba. Mi cuerpo lo recordaba así que me protegía, desaparecía. #metoo", escribió la actriz Evan Rachel Wood como parte de una serie de tuits sobre su experiencia. “Compartir mi historia y sentirme menos sola ayuda mucho. Así que les agradezco escuchar”.

Algunas mujeres relataron historias sobre abusos mientras han estado en el ejército, violaciones en pandilla y acoso en las calles.

La compañera de reparto de Milano en la serie "Charmed", Rose McGowan, apoyó la campaña en Twitter. McGowan acusó a Weinstein de violarla.

Milano dijo que las acusaciones sobre Weinstein eran "perturbadoras" en un ensayo la semana pasada, pero agregó que se había resistido a hacer declaraciones públicas por su amistad con la esposa de Weinstein, Georgina Chapman.

"Constantemente soy parte de esta conversación incluso si no hago comentarios públicos sobre escándalos en específico”, escribió. “El acoso sexual y el abuso en los empleos no se trata únicamente de Harvey Weinstein. Debemos cambiar las cosas en general, debemos hacer las cosas mejor para las mujeres en todas partes”.

Una campaña similar se ha realizado en Instagram entre modelos que comparten sus historias de abuso y acoso en la industria de la moda.

La modelo Cameron Russell publicó un mensaje hace cuatro días ofreciendo ayuda a modelos el cual ha recibido muchas respuestas. Russell ha compartido muchas de ellas en su cuenta de Instagram sin identificar a las involucradas pero con los detalles de sus historias. Las mujeres que han reportado toqueteos o cosas peores dijeron que escuchar de otras modelos les ha revivido recuerdos que habían enterrado. La campaña de Russell usa el hashtag "MyJobShouldNotInclude Abuse" (“Mi trabajo no debe incluir abuso”).