SACRAMENTO, California, EE.UU. (AP) — La policía de Sacramento baleó a Stephon Clark siete veces por la espalda, de acuerdo con los resultados de una autopsia difundidos el viernes por un patólogo contratado por la familia Clark, un hallazgo que pone en duda la versión oficial de que el hombre negro de 22 años avanzaba de frente a los agentes cuando fue muerto.

El doctor Bennet Omalu, cuyo estudio de un problema cerebral degenerativo en los jugadores de fútbol americano provocó que la NFL adoptara nuevas normas de seguridad para prevenir las conmociones cerebrales, también determinó que Clark tardó entre tres y 10 minutos en fallecer. La policía esperó alrededor de cinco minutos antes de prestarle atención médica.

“La propuesta presentada de que estaba arremetiendo contra los agentes, lo que significa que estaba de frente a los agentes, no concuerda con la evidencia forense que se tiene”, dijo Omalu en una conferencia de prensa con Benjamin Crump, abogado de la familia.

Agregó que no está claro si Clark habría sobrevivido si hubiera recibido atención médica inmediata.

La policía de Sacramento respondió con un breve comunicado en el que afirmó que el departamento aún no recibe un informe de la autopsia oficial por parte del médico legista del condado Sacramento. Indicó que la investigación del forense sobre la muerte es independiente de la pesquisa que llevan a cabo la policía y el Departamento de Justicia estatal.

Al día siguiente del incidente ocurrido el 18 de marzo, la policía distribuyó un comunicado en el que dijo que los agentes que balearon a Clark “vieron al sospechoso avanzando hacia ellos con los brazos extendidos y con un objeto en las manos”.

Un video de la policía sobre el tiroteo no capta con claridad todo lo que ocurrió después de que Clark ingresó corriendo al jardín trasero de su abuela. En un principio se desplazó hacia los agentes, que se asoman cuidadosamente desde atrás de una esquina de la casa, pero no está claro si su rostro está frente a ellos o si sabía que estaban ahí cuando gritaron: “arma, arma, arma” y comenzaron a disparar.

___

Los periodistas de The Associated Press Kathleen Ronayne y Haven Daley en Sacramento, John Antczak y Brian Melley en Los Ángeles contribuyeron para este despacho.