KABUL (AP) — Al menos 13 policías fallecieron y varios más resultaron heridos en ataques talibanes perpetrados durante la noche, dijeron funcionarios el viernes.

En la provincia de Herat, en el oeste del país, 10 policías perdieron la vida y cuatro más resultaron heridos en el distrito de Shindand, donde los combates con los insurgentes se prolongaron durante horas. Una bomba caminera y un proyectil alcanzaron un vehículo que trasladaba refuerzos policiales a la zona, matando al comandante de la policía, según el gobernador del distrito, Shukrullah Shaker.

En el bando talibán también hubo bajas, añadió Shaker señalando que la cifra no estaba clara. El dirigente culpó a los talibanes de la agresión aunque ningún grupo se atribuyó de inmediato la autoría del asalto.

También durante la noche, los talibanes atacaron varios puestos de la policía en Gardez, la capital de la provincia oriental de Paktia, matando a al menos tres agentes, apuntó Gul Agha Roohani, jefe de la policía de la región.

Zabihullah Mujahid, portavoz de los talibanes, reivindicó la autoría del ataque de Paktia en un mensaje de texto enviado a los medios.