NUEVA YORK (AP) — Donald Trump pagó 1,37 millones de dólares en 1998 para resolver una demanda colectiva que involucraba a trabajadores polacos que demolieron un edificio en donde ahora se erige la Torre Trump, de acuerdo con documentos a los que una jueza federal les levantó los sellos.

La jueza federal de Manhattan Loretta Preska hizo público el acuerdo este mes en respuesta a una moción presentada en 2016 por Time Inc. y el Comité de Reporteros por la Libertad de Prensa.

Los trabajadores habían interpuesto la demanda en 1983 por la demolición del edificio Bonwit Teller, en donde más de 200 inmigrantes polacos que estaban ilegalmente en el país trabajaron turnos de 12 horas a partir de enero de 1980 y recibían menos de la mitad del salario sindical, o ningún pago en absoluto. El trabajo incluía la remoción de pisos de concreto así como el retiro de cableado y tuberías. Los empleados realizaron esas labores sin protección, como guantes o mascarillas.

Trump reemplazó el edificio, que estaba cerca de Central Park y la Catedral de San Patricio, con la Torre Trump, su residencia principal hasta que se convirtió en presidente.

Trump, un republicano que venció a la demócrata Hillary Clinton en los comicios del año pasado, ha dicho que no tenía conocimiento de lo que hacía el contratista del proyecto. Cuando la demanda avanzó a los tribunales, señaló que había recurrido a un subcontratista y no sabía a quienes se había empleado ni bajo qué condiciones.

El proceso legal se prolongó durante varios años, y Trump apeló el fallo del juez y decidió resolver el litigio fuera de la corte. El acuerdo incluyó 500.000 dólares a un fondo de beneficios sindicales, así como gastos legales. El acuerdo fue sellado y los documentos quedaron almacenados hasta que fueron develados en 2016.