BAGDAD, Irak (AP) — Una corte en Irak sentenció a muerte a una mujer alemana de origen marroquí por integrarse al grupo Estado Islámico.

La mujer reconoció unirse a ISIS después de viajar desde Alemania a Siria y posteriormente a Irak en compañía de sus dos hijas, que posteriormente se casaron con combatientes, indicó el portavoz del Consejo Judicial Supremo, Abdul-Sattar Bayrkdar.

Bayrkdar dijo el domingo que la acusada fue encontrada culpable de “ofrecer apoyo logístico y ayudar al grupo terrorista a llevar a cabo actos criminales” y “participar en ataques contra las fuerzas de seguridad”. No se revelaron más detalles.

Las fuerzas iraquíes detuvieron a varias mujeres extranjeras al expulsar al Estado Islámico del territorio que alguna vez controlaron en el norte y centro del país.