BEIJING (AP) — La imagen del presidente de China, Xi Jinping, copaba el jueves diarios, televisiones y revistas del país, reforzando su imagen pública como el hombre más poderoso de la nación en décadas tras un congreso del Partido Comunista.

Las fotografías del mandatario ocupaban hasta una cuarta parte de los periódicos del partido y de otros de temática diversa como el China Sports News. En los quioscos de prensa, filas de revistas llevaban la imagen de Xi en su portada.

Xi concentra más poder en su persona que ningún otro líder desde Mao Zedong en la década de 1970, rompiendo con dos décadas de reparto de poder entre un grupo de altos cargos del partido.

Los voceros del Partido Comunista rechazan la idea de que Xi está construyendo un culto en torno a él, pero la saturación vista en los medios el jueves es la campaña de propaganda más intensa a nivel personal de un líder chino desde Mao.