BARCELONA, España (AP) — Luis Suárez consiguió su primer triplete de la actual liga española el domingo, justo el día en que el delantero uruguayo cumplió un año de su debut con el Barcelona, y el cuadro azulgrana remontó para ganar 3-1 al Eibar e igualar los 21 puntos del Real Madrid en la cima de la clasificación.

En el arranque de la novena fecha, los blancos vencieron el sábado también por 3-1 en cancha del Celta de Vigo, actual cuarto con 18 unidades. Pero el Barsa, escolta por peor balance goleador, respondió una jornada después pese al suspenso que supuso el primer gol anotado por el Eibar y la tardía expulsión del argentino Javier Mascherano.

Borja Bastón avanzó al conjunto armero a los 10 minutos con su sexto tanto del campeonato, todos acumulados en las últimas cinco fechas, pero el cuadro azulgrana reaccionó por vía de Suárez, quien marcó a los 21, 48 y 85 para voltear el marcador y quedar con siete dianas.

"Lo que te da es impagable. Para nosotros es un jugador básico e insustituible", le elogió el técnico Luis Enrique.

El "Pistolero" ya consiguió un triplete por la 35ta fecha de la pasada campaña contra el Córdoba, pero sus tres nuevos goles coincidieron con el aniversario de su debut como barcelonista tras cumplir la sanción de cuatro meses de inhabilitación de la FIFA.

"Es una fecha especial para mí, pero la conclusión es que ganamos un partido que se nos complicó pronto. Nos cuesta defender más que el año pasado. Trataremos de parar esa racha", declaró Suárez con el balón de recuerdo bajo el brazo.

La tabla de máximos cañoneros la sigue liderando su compañero Neymar con ocho tantos, aunque el brasileño no marcó en esta ocasión, en que Lionel Messi celebró la victoria desde la grada, aún convaleciente de la lesión de rodilla que le ha mantenido cinco partidos alejado de los terrenos de juego.

El Atlético de Madrid se colocó tercero con 19 puntos tras ganar 2-1 al Valencia con goles del colombiano Jackson Martínez a los 32 minutos y Yannick Carrasco a los 40. Jackson anotó su segundo tanto del torneo y marcó también por segundo partido consecutivo tras hacerlo también el miércoles en la Liga de Campeones contra el Astana.

"He decidido afrontar las situaciones complicadas y perseverar. Quiero responder a lo que se espera de mí, y cada día me siento mejor", comentó el colombiano.

Los visitantes recortaron gracias a un penal convertido por Paco Alcácer (72).

En otros partidos, el mexicano Carlos Vela (8 y 84) consiguió un doblete; Imanol Agirretxe (35) y Asier Illarramendi (82) también marcaron, y la Real Sociedad goleó por 4-0 al Levante para escalar al decimocuarto lugar.

"Era importante ganar porque ambos estábamos en una situación complicada. Ahora lo vemos todo diferente", comentó Vela.

El Levante quedó colista con las mismas seis unidades que Las Palmas, que estrenó como entrenador a Quique Setién e igualó 0-0 con el visitante Villarreal, ahora quinto tras tres fechas sin ganar.

El Eibar, actual séptimo, se esmeró en la presión defensiva sobre la salida de balón del Barsa, y Ander Capa fue el primero en abrir las hostilidades por parte de los visitantes, mientras que Suárez correspondió en el arco opuesto con una volea, fuera por poco.

Pero la primera celebración correspondió a Bastón, oportuno a la hora de empujar desde lejos el rechace de Bravo sobre Sergio Gontán "Keko", quien había ganado la espalda a Mascherano tras la enésima recuperación del Eibar en territorio azulgrana.

La reacción del Barsa no se hizo esperar, y Suárez acudió al cabezazo feroz de un medido centro de Sandro Ramírez, a quien habilitó previamente Sergio Busquets, para el 1-1.

La tónica se mantuvo al inicio del segundo tiempo, con testarazo limpio de Bastón a manos del chileno Claudio Bravo; pero la ocasión desaprovechada la castigó de nuevo Suárez, metódico en el control y eficaz en el tiro con la diestra, raso y junto al poste, tras hábil conducción y descarga de Neymar.

Mascherano complicó la escena a los locales al ser expulsado por protestar a falta de siete minutos, pero de nuevo acudió al rescate Suárez, quien domó con el pecho una pelota bombeada por Neymar y subió el tercero en remate instintivo, con maniobra similar a la del tanto anterior.

El Valencia exhibió de nuevo una pobre imagen en su visita al Atlético, encajando el primer gol en clamoroso fallo defensivo y serena definición de Jackson, quien amortiguó con el muslo un balón aéreo y colocó con la diestra lejos de Jaume Doménech.

Tampoco pudo hacer nada el arquero "ché" en el segundo tanto rojiblanco, obra de Carrasco tras vertiginosa carrera diagonal y disparo lejano y seco a ras de poste.

El Atlético pudo ampliar su ventaja, pero fue el Valencia el que recortó gracias a un penal cometido por el uruguayo Diego Godín y transformado por Alcácer.