SALT LAKE CITY, Utah, EE.UU. (AP) — Una niña venezolana de 7 años llegó a Estados Unidos luego de un largo proceso para salir del agitado país sudamericano, donde su madre y el novio estadounidense de ella están encarcelados e intentan obtener su libertad.

La pareja, Joshua Holt, de Utah y la venezolana Thamara Candelo, tomaron la difícil decisión de que la niña estaría mejor en Utah con los padres de Holt, que en Venezuela, que sufre de un severo desabasto de alimentos y medicinas.

Las autoridades estadounidenses dicen que Holt y Candelo fueron detenidos por la policía venezolana en junio de 2016 bajo cargos falsos de armas. Están tratando de liberarlos, aunque la familia de Holt sigue a la espera de noticias sobre la fecha de inicio del juicio.

La niña, Nathalia Carrasco, es la hija de un matrimonio previo de Candelo, y su padre falleció hace un año. Nathalia había estado viviendo con su abuela en un complejo residencial del gobierno en las colinas de las afueras de Caracas.

Laurie Holt dijo el miércoles que ella y su esposo recogieron el sábado a Nathalia en el aeropuerto de Miami en un emotivo primer encuentro, y el domingo la llevaron con ellos a su casa a las afueras de Salt Lake City.

“Yo estaba llorando incluso antes de que se me acercara. Tenía la sonrisa más grande y no podía esperar a abrazarla”, dijo Holt. “Es como si estuviera aquí una parte de Josh. Me hizo sonreír por primera vez en mucho, mucho tiempo”.

Dijo que había comenzado a perder la esperanza después de un año de buscar el permiso para traer a la niña a Utah. Mientras esperaban la aprobación de la agencia de protección infantil de Venezuela, Holt y Nathalia se enviaban mensajes de texto, a menudo utilizando los emoticones de la aplicación WhatsApp. En Estados Unidos, Holt es la tutora legal de la niña.

La comunicación es complicada debido a que los Holt no hablan español y Natalia apenas comienza a aprender inglés, así que dependen de una aplicación de traducción en línea, de otros familiares y de un abogado que habla español.

“Nos mata de risa todo el tiempo”, dijo Holt. “Se burla de nosotros diciendo cosas que sabe que no entenderemos”.

Ya visitaron el centro comercial para comprar ropa y algunos juguetes; a Nathalia le encantan los objetos de la película “Frozen” y los animales de felpa de My Little Pony. También le practicaron un examen médico que reveló que goza de buena salud. El miércoles fue a su primer día de clases.

Holt sueña con el día en que su hijo y su esposa se reúnan con Nathalia y puedan vivir juntos en Utah. Dijo que Nathalia visitó a la pareja en la cárcel una vez a la semana durante los últimos 20 meses.

“Aunque no sea su padre biológico, sé que lo adora y lo llama papi”, dijo Holt.

Las autoridades venezolanas alegan que Joshua Holt y su esposa acumularon armas en su apartamento y fueron vinculados con intentos no específicos de Estados Unidos de socavar al gobierno del presidente Nicolás Maduro. La familia de Holt afirma que se plantaron el fusil de asalto y la granada que fueron localizadas en el apartamento.

___

Goodman reportó desde Bogotá, Colombia