FRESNO, California, EE.UU. (AP) — Una joven de 14 años que sobrevivió un choque transmitido en vivo por la conductora en Instagram dijo que no le guarda rencor a nadie por lo sucedido, pero que el hecho es culpa de la prevalencia de las redes sociales.

"Sinceramente, no le guardo rencor a nadie y no le echo la culpa a nadie”, dijo Manuela Seja.

"Todo se ve afectado por las redes sociales. Así es la vida hoy en día, y va a empeorar más y más. Todo girará en torno a eso", añadió la joven en declaraciones a la televisora KSEE en Fresno (http://bit.ly/2v2bYRB).

Obdulia Sánchez, de 18 años, está acusada de causar el choque al conducir el vehículo al mismo tiempo que lo transmitía por Instagram. El suceso ocurrió el viernes a unos 120 kilómetros (75 millas) al noroeste de Fresno.

En el desastre, salió disparada del vehículo la hermana de Obdulia, Jacqueline Sánchez, de 14 años, quien falleció.

En el video transmitido por Instagram se ve a la conductora parada encima del cuerpo de Jacqueline Sanchez.

"Esto es lo último que yo hubiera querido, ¿ok? ... Descansa en paz, querida… Si no sobrevives a esto lo lamento profundamente”, dice Obdulia Sanchez. Agrega que supone que pasará el resto de sus días en la cárcel pero que no le importa.

La conductora llevaba puesto el cinturón de seguridad, pero las otras chicas no, informó la policía.

Obdulia Sanchez fue arrestada y se le impuso una fianza de 300.000 dólares. Su comparecencia en la corte fue programada para el miércoles.

Rob Carroll, de la fiscalía local, vaticinó que el video será clave en el juicio.

"Beber al volante, o manejar erráticamente, obviamente esas son malas decisiones", expresó Carroll.

No fue posible de inmediato entablar contacto con Obdulia Sanchez o con algún abogado suyo.

Su padre, Nicandro Sanchez, le dijo al canal de televisión KFSN (http://abc30.tv/2tSlnpX) que él vio el video.

“Fue un accidente, así pasaron las cosas, ¿quién sabe por qué?”, expresó.