GINEBRA (AP) — Las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera aumentaron a una velocidad récord el año pasado, advirtió el lunes la agencia climática de Naciones Unidas.

El secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, Petteri Taalas, dijo que se necesitan reducciones rápidas a las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero a fin de evitar “peligrosos incrementos en la temperatura” para el año 2100 que superarían por mucho los objetivos fijados en el acuerdo climático de París.

“De hecho, vamos en la dirección opuesta”, declaró.

El más reciente boletín de Gases de Invernadero de la OMM señaló que un fuerte ciclo de El Niño y la actividad humana contribuyeron a que las concentraciones de CO2 se incrementaran a 403,3 partes por millón el año pasado, comparadas con 400 en 2015.

El organismo afirma que el reporte rompe esquemas al mostrar el “panorama global” de los niveles de carbono y que espera que contribuya al debate en una importante conferencia climática que inicia la próxima semana en Bonn, Alemania.