MADRID (AP) — Real Madrid intentará concentrarse en lo que suceda sobre la cancha cuando viaje a Cataluña para jugar este fin de semana por la liga española.

El club de la capital visita al equipo catalán Girona el domingo en medio de una situación tensa en esa región del noreste de España, cuyo parlamento declaró el viernes unilateralmente su independencia del resto del país. El Senado español aprobó las medidas del gobierno central para administrar la región.

Esta será la primera visita del Madrid a Cataluña desde que detonó la crisis.

El club merengue habría tomado medidas de seguridad especiales para el viaje, entre ellas no utilizar su autobús oficial, aunque ha intentado mantenerse al margen de la polémica.

“Haremos nuestro partido sin pensar en otra cosa”, afirmó el técnico del Madrid, Zinedine Zidane. “No voy a pedir nada a la afición. Vamos a pensar en nuestro partido. Esperemos que sea un espectáculo y nada más”.

Dijo que los futbolistas no están preocupados por su seguridad por la visita a Girona, una ciudad ubicada al norte de Barcelona.

“No estamos preocupados por Cataluña porque la seguridad va a ser como siempre”, afirmó el timonel.

La prensa española reportó que existía la posibilidad de que el partido fuese pospuesto debido a la situación, pero el Madrid no realizó ningún cambio a su itinerario de viaje.

“Es un partido de fútbol y estamos convencidos de que no va a pasar nada”, señaló el presidente del Girona, Delfi Geli, en una entrevista con la emisora radial COPE. “El Madrid será un equipo bienvenido y respetado. El domingo hay un partido histórico para nuestra entidad. Es la primera vez que el Real Madrid viene a nuestro estadio en competición liguera”.

Un referendo organizado por las autoridades catalanas el 1 de octubre desembocó en violencia, cuando el gobierno central intentó detener la votación a la fuerza tras declararla inconstitucional.

Desde entonces hubo amplias manifestaciones, aunque la mayoría han sido pacíficas.

El Madrid enfrentó al club catalán Espanyol en la capital el mismo día del referendo, cuando el estadio Santiago Bernabéu estuvo lleno de hinchas ondeando la bandera de España.

El técnico del Barcelona, que visita el sábado al Athletic de Bilbao en el país vasco, también intentó marginarse de la situación política

“Nos centramos absolutamente en la cuestión deportiva, cada uno tiene su responsabilidad. Soy el entrenador del Barcelona e intentaré que mi equipo gane", afirmó Ernesto Valverde, que visita al club al que dirigió hasta el año pasado.