LONDRES (AP) — Las autoridades británicas investigan denuncias de que el ministro de comercio internacional le pidió a su secretaria que le comprara juguetes sexuales.

El ministro, Mark Garnier, será investigado luego que su ex secretaria le dijo al diario The Mail el domingo que Garnier le dio dinero para comprar un vibrador en una tienda erótica en Soho y la insultó enfrente de otras personas, dijo el secretario de salud Jeremy Hunt.

Han surgido reportes de que empleadas del gobierno y del Parlamento han creado carteleras de mensajes en internet para compartir información sobre hombres agresivos.

El caso "demuestra que en el mismo gobierno no estamos ejerciendo la conducta de altos estándares que fijamos para otras personas”, dijo Hunt a un canal de televisión local.