LA PAZ, Bolivia (AP) — Gene Simmons arribó el viernes a Bolivia para participar el fin de semana en el festival de rock metal Scream Bolivia 2017.

Ni bien descendió del avión sus fans, algunos de ellos padres con hijos ya jóvenes, se volcaron a tocarlo y a pedirle autógrafos al bajista de la emblemática banda Kiss, quien compartirá el escenario este sábado con personalidades como Dee Snider y Tarja Turunen.

“Presiento que La Paz rockeará duro”, dijo Simmons, quien regresa a Bolivia después de siete años, pero esta vez con la banda The Rock and Roll Residencia, de Nashville.

Ataviado en una chaqueta de cuero negra y una gorra del mismo color, el músico se mostró de buen ánimo junto a Snider y Turunen y firmó algunos autógrafos al final de una conferencia de prensa.

También bromeó al decir que su secreto para mantenerse jovial a sus 68 años era tener una esposa bella, además de hacer ejercicio y llevar una vida saludable.

Simmons, que se encuentra en una gira internacional, pidió visitar durante su breve estadía en La Paz el lago Titicaca, un teleférico que desciende por los barrios situados en las pendientes que rodean la ciudad y otros lugares turísticos.

Bandas españolas, argentinas y bolivianas también tocarán el sábado en el concierto de 10 horas, a realizarse en un coliseo abierto en el centro de la capital.