PYEONGCHANG, Corea del Sur (AP) — El esquiador acrobático canadiense Dave Duncan se disculpó por el “pésimo criterio” que mostró al tomar un vehículo ajeno a la salida de un bar y por usarlo para volver a la villa olímpica en Pyeongchang.

Duncan, su entrenador y su esposa fueron detenidos por la policía en los primeros minutos del sábado, cerca de la villa.

El deportista de 35 años fue liberado aproximadamente a las 10:30 de la noche del sábado, junto con su esposa Maja, de 32 años, y el entrenador William Raine, de 48.

Raine, quien supuestamente conducía la camioneta, fue multado con 5 millones de wones (4.600 dólares) por conducir ebrio y por hurto. Duncan y su esposa fueron sancionados con un millón de wones (930 dolares), de acuerdo con un policía provincial de Gangwon, quien habló a condición de permanecer anónimo porque no tenía permiso de hablar con la prensa.

Ninguno de los implicados podrá salir de Corea del Sur sino hasta pagar la multa.

Supuestamente, Raine presentaba un nivel de alcoholemia de .162, muy por encima del límite local para conducir, que es de ,05.

Mediante un comunicado conjunto, los Duncan ofrecieron disculpas, sin dar más detalles.

La conducta “no cumplió con los estándares que se esperan de nosotros como miembros del Equipo Olímpico de Canadá, ni como canadienses”, señalaron.

Raine emitió también una declaración escrita.

“Las palabras no bastan para expresar cuánto lo siento”, comentó. “He defraudado a mis compañeros, amigos y familiares”.

Duncan complete su competición el miércoles, y ocupó el octavo lugar.

__

El periodista de la AP, Kim Tong-hyung , contribuyó con este despacho desde Gangneung, Corea del Sur.