PARÍS (AP) — Los ciudadanos franceses que combatieron para el grupo extremista Estado Islámico antes de ser detenidos en Siria e Irak serán juzgados por las autoridades locales, según dijo el miércoles el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves le Drian.

Unos 100 combatientes han sido capturados en el nordeste de Siria por milicianos kurdos, indicó Le Drian en declaraciones al canal BFM TV.

Los detenidos serán juzgados por “autoridades locales” y no serán repatriados a Francia “porque son enemigos que lucharon contra ciudadanos sirios, personas turcas. Han violado y cometido actos bárbaros”.

El ministro añadió que la doctrina de Francia con los niños es diferente y el gobierno galo aspira a enviarlos de vuelta a su país con ayuda de Cruz Roja.

Seis familias de combatientes franceses han sido detenidas en Irak, indicó Le Drian.