SALEM, Oregon, EE.UU. (AP) — La gobernadora de Oregon, Kate Brown, y miembros hispanos de la Legislatura prometieron el miércoles defender a los latinos que viven en el estado, incluyendo a aquellos que ingresaron ilegalmente al país.

En una ceremonia que marcó el comienzo del mes de la Herencia Hispana en Oregon, Brown rechazó los comentarios del secretario de Justicia Jeff Sessions sobre las autoridades policiales del estado. Sessions exhortó a las autoridades cuya policía no cooperaba con los agentes federales de inmigración a reconsiderar sus políticas, y señaló que no se puede dar dinero de subvenciones federales a las ciudades santuario.

“Los comentarios que el secretario de Justicia Jeff Sessions hizo ayer durante su visita a Portland no tienen nada que ver con hacer grande a Estados Unidos otra vez”, señaló Brown. “Al contrario, incitan al miedo y al caos, y perjudican a la fuerza laboral y a la economía de Oregon”.

La representante Teresa Alonso León, la primera inmigrante en ser elegida para la Legislatura de Oregon, dijo que la población de latinos en el estado se ha incrementado 72% desde el año 2000, y que el número de negocios de latinos subió un 44% entre 2007 y 2012. Más de 6.000 negocios en Oregon son propiedad de latinos.

“Estamos creciendo. Somos poderosos y estamos aquí para quedarnos”, expresó Alonso Leon. “Es importante construir un mejor futuro para las generaciones futuras”.

Alonso León, quien es residente del poblado mayoritariamente latino de Woodburn, fue traída a Estados Unidos ilegalmente desde México cuando era niña. Su familia obtuvo el status de residente permanente bajo una amnistía de la época de Reagan. Ella se naturalizó estadounidense en 2012.

El representante demócrata de Portland, Diego Hernandez, dijo a aquellos que se reunieron en la oficina de Brown, incluyendo a los cónsules de México y de Guatemala, que hay “mucho odio y xenofobia en nuestras comunidades, especialmente aquí en Oregon”.

Hernandez indicó que él ha pasado por un momento difícil.

Recientemente, Hernandez fue exonerado de un rumor acerca de que mantenía una lista de cabilderas en la que las clasificaba por “belleza y ciertos atributos físicos”, de acuerdo con lo que reportó el periódico Willamette Week, de Portland el martes. El representante dijo que el rumor fue provocado por racismo, generado por su ascendencia latina y debido a que él defiende los derechos de los inmigrantes.

Hernandez ha solicitado una investigación para verificar las acusaciones e identificar a la fuente del rumor. La oficina del abogado legislativo dijo en una carta que la investigación había mostrado que el rumor era falso, pero que los investigadores no fueron capaces de identificar la fuente.

Mientras tanto, un grupo llamado Oregonians for Inmigration Reform está pidiendo firmas de votantes registrados en Oregon para incluir una medida en las elecciones noviembre de 2018 que buscaría revocar el estatuto de 30 años de antigüedad que hizo a Oregon el primer estado santuario en Estados Unidos. La ley prohíbe que los encargados del orden público arresten a las personas que están en el territorio estadounidense ilegalmente pero que no han violado otras leyes.

El grupo informó que necesita 88.184 firmas.

“Extranjeros ilegales pueden y lastimarán a los ciudadanos estadounidenses a quienes Oregon debe su mayor compromiso”, se lee en el sitio web del grupo. “Por esta razón, la aplicación de la ley federal de inmigración es fundamental para los deberes de los departamentos de policía del estado”.

Sin embargo, la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) en Oregon dijo que la ley se refiere a que los inmigrantes pueden acudir a la policía, sin temor a ser deportados, cuando sean víctimas de un crimen o sean testigos de uno.

___

Andrew Selsky está en Twitter como:

http://twitter.com/andrewselsky