BOSTON (AP) — El ex gobernador de Massachusetts Deval Patrick reveló que está considerando postularse a la Casa Blanca en el 2020, el más reciente indicio de las ambiciones políticas de quien fue un allegado de Barack Obama y el segundo gobernador de raza negra en la historia del país.

Patrick ha estado situándose como un demócrata de tendencia centrista comparado con políticos de su partido más liberales, incluyendo la senadora Elizabeth Warren quien es también residente de Massachusetts.

Y aunque dice que está lejos de tomar una decisión final, sus palabras ya están siendo analizadas en busca de sus fortalezas y debilidades.

Tras dejar la gobernación en el 2015, Patrick ha mantenido un bajo perfil, aceptando un cargo en Bain Capital, la empresa fundada por otro gobernador de Massachusetts, el republicano Mitt Romney.

Pero en meses recientes, Patrick ha estado incursionando de nuevo en el mundo de la política. Se ha autoproclamado “demócrata partidario de crecimiento económico”. Hizo campaña a favor del senador Doug Jones durante la campaña por el escaño senatorial de ese estado el año pasado. Ha ofrecido su ayuda a los demócratas en las elecciones legislativas del 2018 y realizó una breve comparecencia en el foro proisraelí Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (conocido como AIPAC o American Israel Public Affairs Committee) en Washington, D.C.

"Está en mi radar, pero es una decisión enorme”, declaró Patrick en una entrevista el 28 de febrero con la emisora KCUR de Kansas City, Missouri. "Es una consideración enorme, creo, particularmente cuando me pongo a pensar que al fin y al cabo soy simplemente un muchacho del sector sur de Chicago".

Si bien Patrick no es en absoluto simpatizante del presidente Donald Trump, sus críticas hacia el mandatario han sido menos estridentes que las de otros demócratas.

"Soy un tradicionalista en el sentido de que yo creo que nadie debe estar deseoso del fracaso de otro. Necesitamos que nuestros presidentes tengan éxito", dijo Patrick aunque agregó, que le “gustaría que Trump sea reemplazado por un demócrata".

Patrick se manifestó particularmente inquieto por el tono del discurso de Trump al “menospreciar a las opiniones adversar y a los individuos que las expresan”.

Pero Patrick advierte que la elección de Trump es también en parte culpa de los demócratas.

"El resultado de la elección del 2016 no es tanto que ganó Donald Trump sino que los demócratas y nuestra candidata permitieron que ella ocurriera”, expresó.

El desempeño de Patrick como gobernador de Massachusetts es algo mixto.

Entre sus éxitos está la supervisión de la ley de salud aprobada por Romney en el 2006, y que eventualmente serviría de molde para la promulgada por Obama en el 2010.

Otro éxito fue una iniciativa en el 2008 de invertir 1.000 millones de dólares en 10 años para impulsar el sector científico del estado.

Pero hubo también tropiezos, como por ejemplo la turbulencia en el Departamento de Familia y Cuidado Infantil, tras la muerte de tres menores de edad.