WASHINGTON (AP) — En el cierre de un año agitado, el presidente Barack Obama buscó el viernes sentar las bases del que será su último año en funciones, comprometiéndose a no esfumarse sino a dedicar los meses que le restan a impulsar sus objetivos.

"En 2016, voy a dar todo en el campo", dijo. "En donde haya una oportunidad, la tomaré".

En su conferencia de prensa anual de fin de año, Obama dijo que en el 2015 se produjeron avances significativos de su agenda, con triunfos importantes como los acuerdos diplomáticos con Irán y Cuba y el acuerdo comercial Transpacífico. Elogió a la Corte Suprema por su fallo que legaliza el matrimonio gay y al Congreso por su modificación de la ley llamada "Que ningún niño quede rezagado", que considera otras tantas victorias para sus causas.

Le queda mucho más por hacer en 2016, aseguró.

"Dije al empezar este año que cosas interesantes suceden en la última cuarta parte, y sólo vamos a medio camino", dijo.

Y también buscó atraer atención a su logro legislativo más importante, al anunciar que seis millones de personas se habían registrado para atención médica en lo que va del año bajo la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, un incremento que funcionarios dicen ilustra la durabilidad del programa.

Luego de la conferencia de prensa, Obama pasaría por San Bernardino, California, en donde planeaba reunirse con las familias de las 14 víctimas de la reciente masacre. Después volaría a Hawaii para estar dos semanas de vacaciones con su esposa e hijas en lo que se ha convertido en una tradición navideña familiar.

Obama dijo que los legisladores cerraron el año con "broche de oro" con más legislaciones relacionadas con trasportación y educación. Señaló de forma optimista que al evitar una crisis financiera en los próximos nueve meses, el Congreso abrió el camino para cooperar con él el próximo año en áreas comunes, como una reforma a la justicia penal.

Obama recibió preguntas mientras cerraba un año agitado marcado por éxitos como la restauración de relaciones diplomáticas con Cuba, lograr un acuerdo nuclear con Irán y finalizar un tratado climático global sin precedentes. Estos éxitos han sido atemperados por una falta de avance en otras prioridades del presidente, como cerrar el centro de detención de bahía Guantánamo.

Entre temores extendidos por el terrorismo y el extremismo, Obama se defendió de los críticos que cuestionaron su estrategia para vencer al grupo Estado Islámico en Irak y Siria, al argumentar que "sólo puedes bombardear hasta cierto punto".

Pero insistió: "Vamos a derrotar al EI".

___

El periodista de Associated Press Josh Lederman contribuyó a este despacho. Julie Pace está en Twitter como: http://twitter.com/jpaceDC