SANTO DOMINGO (AP) — Representantes de la oposición y del gobierno de Venezuela acordaron el jueves en Santo Domingo la metodología que utilizarán en la mesa de diálogo en la capital dominicana a partir del 1 de diciembre en busca de una salida a la crisis de ese país.

La reunión del jueves “merece ser considerada como positiva”, dijo en conferencia de prensa el canciller dominicano Miguel Vargas al concluir el encuentro de seis horas en el que también participó el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien ya ha fungido como mediador entre ambas partes.

Vargas aseguró que el gobierno y la oposición “han ratificado su disposición de avanzar en este proceso”, e hicieron un llamado a la comunidad internacional para que acompañen el diálogo con respeto a su soberanía. Los temas de la agenda del encuentro serán definidos con precisión en la primera reunión.

La mesa de negociación sesionará el 1 y 2 de diciembre con la participación de los cancilleres del denominado grupo de “países garantes”, compuesto por Bolivia, Chile, México, Nicaragua y Paraguay, así como una nación que será anunciada el viernes por el gobierno de Venezuela, precisó Vargas.

“Nos vamos muy satisfechos”, aseguró por su parte el ministro de información venezolano, Jorge Rodríguez, quien encabezó la delegación del gobierno en la reunión. Éste consideró como un logro que en el comunicado leído por Vargas ambas delegaciones hayan acordado incluir el respeto a la soberanía.

Gustavo Velásquez, representante de la opositora Mesa de Unidad Democrática de Venezuela, también calificó el encuentro como positivo, y detalló en conferencia de prensa que entre los temas en los que insistirá ese conglomerado de más de 20 partidos políticos opositores se encuentra la creación de un cronograma para elecciones limpias, la atención a la emergencia humanitaria y la liberación de los presos políticos.

“Estas son las únicas razones por las que hemos promovido este proceso”, detalló Velásquez, experto en negociación. Además de Velásquez, la Mesa de Unidad Democrática estuvo representada por el ex rector del consejo electoral Vicente Díaz y por José Luis Cartaya, coordinador de la MUD.

Rodríguez detalló que para el gobierno uno de los temas fundamentales a tratar en la mesa de diálogo será que la oposición contribuya con el fin de que cesen las sanciones económicas de Estados Unidos y otras naciones.

“Vamos a derrotar la violencia contra Venezuela que viene del exterior; la violencia en forma de bloqueo financiero económico”, insistió. De acuerdo con el gobierno, las sanciones impuestas por otros países son responsables en parte de la crisis por desabasto de alimentos y medicinas que vive Venezuela.

Adelantó también que se discutirá el reconocimiento a la recién instaurada Asamblea Nacional Constituyente, que la oposición no reconoce.

El presidente venezolano Nicolás Maduro consideró en Caracas que el encuentro del jueves constituye un gran logro de su gobierno, al sentar una vez más a la oposición en una mesa de diálogo.

"Tengo que decirlo: por fin lo logré, lo logré otra vez, ahí están sentados en la mesa de diálogo", dijo el gobernante en un acto con sus simpatizantes transmitido por radio y televisión. "La oposición por fin se sienta, yo espero que se mantenga sentada. Yo creo en el diálogo como único camino a la paz".

La Mesa de Unidad Democrática había considerado como “un paso importante a favor del rescate de la democracia” que el gobierno de Maduro haya aceptado “un proceso de negociación formal con la participación y garantía de la comunidad internacional”.

La reunión estaba prevista originalmente para el 15 de noviembre pero fue pospuesta porque, de acuerdo con la oposición, el gobierno no había invitado a los cancilleres de los países observadores.

La composición del grupo de países amigos fue decidida durante las primeras reuniones exploratorias entre el gobierno y la oposición efectuadas en Santo Domingo a mediados de septiembre con la mediación de Rodríguez Zapatero y el gobierno dominicano.

Chile, México y Paraguay han criticado al gobierno de Maduro, mientras que Bolivia y Nicaragua son aliados de su gobierno.

La mesa de diálogo de diciembre estará presidida por el mandatario dominicano Danilo Medina y contará con la participación de Rodríguez Zapatero.

___

El periodista de la AP Jorge Rueda contribuyó desde Caracas.

___

Ezequiel Abiú López está en Twitter como: https://twitter.com/Ezequiel_Abiu?lang=en