LISBOA (AP) — Después de que los incendios forestales cobraran este año la vida de 100 personas, Portugal anunció el lunes la contratación de otras 17 aeronaves para reforzar su respuesta ante la emergencia.

Con el clima otoñal cálido y seco, el gobierno dijo que duplicará su flotilla a 35 aviones y helicópteros. También el lunes, enviaron a militares a vigilar los bosques.

En medio de una severa sequía, Portugal padeció de la temporada de incendios más mortal en su historia. Como consecuencia, 64 personas murieron en junio y otras 44 fallecieron en este mes. La Unión Europea dijo que la superficie quemada en Portugal es seis veces mayor que el promedio anual.

Las autoridades indicaron que la mayoría de los incendios comenzaron deliberadamente.

El número de muertes ha provocado una protesta pública. Entre otras medidas, el gobierno planea agregar más bomberos para trabajar junto con voluntarios del país, contratar más guardabosques y despejar los bosques.