CENTERVILLE, Ohio, EE.UU. (AP) — Una mesera de Ohio dice que la modelo Chrissy Teigen le dejó la propina más grande de su vida.

Mikayla Scott dijo que estaba trabajando en un restaurante Outback Steakhouse en Centerville el 27 de octubre cuando Teigen llegó con su hija y otros acompañantes.

La mesera de 21 años cuenta que estaba nerviosa de servirle a la modelo, pero que al final encontró que Teigen le dejó una propina de 1.000 dólares.

"Dije algo así como, 'Ay Dios mío, alabado sea el Señor’", dijo Scott.

El esposo de Teigen, el cantante John Legend, es de Springfield. Había vuelto a su ciudad natal esa noche para ver el partido de fútbol americano entre las escuelas secundarias locales de Kettering Fairmont y Springfield.

Scott dice que usó el dinero extra para arreglar el auto de su familia, y que compartió otra parte con sus compañeros de trabajo.