AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — El propietario de una empresa de Texas que fabrica armas impresas en 3D y que no pueden ser rastreadas por las autoridades aseguró el martes que ya comenzó a vender los planos a través de su sitio web a cualquiera que quiera hacer una, a pesar de una orden judicial federal que le prohíbe publicar los planos en línea.

Cody Wilson dijo en una conferencia de prensa que comenzó a vender los planos el martes por la mañana y que ya había recibido casi 400 pedidos. Dijo que venderá los esquemas por apenas un centavo de dólar a cualquiera que los quiera en Estados Unidos.

"Cualquier persona que quiera conseguir estos archivos los va a conseguir", agregó Wilson, subrayado que solo puede venderlos a clientes estadounidenses. "Podrán fijar su propio precio".

Wilson dijo que los planos comprados a través del sitio web de su empresa podrían descargarse en una memoria USB y enviarse a los compradores por correo estándar, por correo electrónico o mediante alguna otra transferencia de descarga segura. Añadió que algunas de sus primeras ventas incluyeron compras hechas mediante criptomonedas.

Diecinueve estados y el Distrito de Columbia solicitaron una orden judicial para detener la venta en línea de los planos para fabricar las armas de plástico, argumentado que al ser indetectables plantean un riesgo de seguridad, pues podrían ser adquiridas por delincuentes o terroristas.

El lunes, el juez federal de distrito en Seattle, Robert Lasnik, ordenó a la empresa de Wilson, Defense Distributed, dejar de publicar los planos en línea, diciendo que "la naturaleza indetectable de estas pequeñas armas de fuego plantea un peligro único". Aunque el fallo prohibió a la compañía publicar los planos en línea, no mencionó si podrían ser vendidos.

El fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, cuya oficina supervisó la demanda federal que representaba a 19 estados y al Distrito de Columbia en busca de la orden judicial, dijo el martes que la decisión del juez hizo que las acciones más recientes de Wilson sean consideradas ilegales.

"Debido a nuestra demanda, una vez más es ilegal publicar archivos descargables de armas a través de internet. Confío en que el gobierno federal responsabilice a Cody Wilson, un autodenominado 'criptoanarquista', ante la ley", dijo Ferguson. "Si no lo hace, el presidente Trump será responsable de todos los que resulten heridos o muertos como resultado de estas armas", agregó.

El portavoz del Departamento de Justicia, Andy Reuss, rechazó hacer comentarios por el momento.

___

Bellisle reportó desde Seattle.

___

Jim Vertuno está en: https://twitter.com/JimVertuno

Martha Bellisle está en: https://twitter.com/marthabellisle