BAGDAD (AP) — El primer ministro de Irak ordenó el domingo la suspensión del ministro de Electricidad del país por la crisis energética y el mal servicio.

La suspensión de Qassim al-Fahdawi durará hasta que termine la investigación, dijo Haider al-Abadi en su anuncio en Twitter, sin ofrecer más detalles.

Pese a los miles de millones de dólares invertidos desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003 que derrocó a Sadam Husein, muchas ciudades y localidades del país siguen sufriendo fuertes cortes de energía y apagones.

Este problema alimentó en parte con las protestas de este mes en el corazón chií de Irak, la sureña provincia de Basora, rica en energía.

Las protestas se tornaron violentas cuando las fuerzas de seguridad dispararon contra una multitud enojada que atacó y quemó oficinas del gobierno y de partidos políticos. Varios manifestantes murieron o resultados heridos, y otros fueron detenidos.