PARIS (AP) — El gobierno de Francia desplegará casi 100.000 policías y soldados para la temporada navideña ya que los temores de ataques extremistas siguen siendo altos, se informó el domingo.

La seguridad adicional se centrará en los mercados de Navidad, centros comerciales, edificios religiosos, transporte público y sitios turísticos.

Citando "el contexto de una amenaza terrorista aún elevada", el Ministerio del Interior dijo en un comunicado que 97.000 miembros de las fuerzas de seguridad se movilizarán para proteger el domingo y el lunes.

Además de la seguridad por la temporada, el ministerio dijo que se ordenó vigilancia adicional alrededor de los sitios religiosos durante el feriado judío de Hanukkah a principios de este mes, y para la Navidad ortodoxa en enero, “para permitir la celebración de estas festividades en buenas condiciones”.

Una nueva ley antiterrorista defendida por el gobierno del presidente Emmanuel Macron consagra poderes adicionales a la policía como resultado de múltiples ataques extremistas islámicos que mataron a más de 200 personas en 2015 y 2016.