HOUSTON (AP) — Lo peor parece haber pasado en la ciudad de Houston, ya que el nivel del agua ha comenzado a descender y el sol se asomó entre las nubes, aunque la cantidad de personas muertas ha ido aumento debido a que las autoridades van encontrando los cadáveres de aquellos que quedaron atrapados durante el paso de Harvey.

Aunque había cierto alivio por la mejoría en el clima, el impacto de la cantidad de lluvia que azotó la cuarta ciudad más grande en Estados Unidos se estaba esclareciendo el miércoles: más de 1.000 hogares quedaron destruidos y cerca de 50.000 fueron dañados, mientras que más de 32.000 personas se albergan en refugios habilitados en todo el estado.

Pero Harvey no ha terminado de azotar a los estados de Texas y Luisiana. Ahora se dirige a tierra firme por segunda vez en seis días. La tormenta tropical trajo consigo fuertes vientos y lluvias torrenciales a las comunidades de la frontera del estado que batallaron para evacuar debido al elevado nivel del agua.

Se prevé que Harvey se debilite antes de que sus remanentes se dirijan al norte, hacia Arkansas, Tennessee y Missouri.

En esta galería de fotos contiene algunas imágenes que muestran las secuelas de Harvey, tomadas por los fotógrafos de The Associated Press que cubren a Harvey en Texas y Luisiana.