MILÁN (AP) — El zaguero Cristian Zapata está contento, volvió a entrenar al lado del grupo tras recuperase de una lesión que amenazó su participación en el Mundial. Luce también optimista: cree que Colombia puede avanzar a la final.

"Tuve un problema antes de terminar el campeonato con el Milan... Fue una pequeña lesión en el recto anterior (pierna izquierda) pero ya pude superar", dijo Zapata el lunes a los medios en Milanello, la sede deportiva de este club italiano, donde está concentrada la selección colombiana para los entrenamientos antes de viajar a Rusia.

El futbolista oriundo de la población de Padilla, departamento de Cauca, se lastimó en el partido ante Bologna, a finales de abril.

Zapata procura levantar su nivel para que el técnico José Pekerman lo incluya en el patido ante Japón, primer rival de Colombia en el Grupo H, el 19 de junio.

"Tuve un momento que la vi fea pero le puse actitud y gracias a Dios pude llegar. Ya estoy superando muy bien mi lesión y estoy trabajando con el grupo. Estoy contento con lo que pude sentir en la práctica de 25 minutos de ayer (domingo)", señaló el defensa de 31 años, quien participó de la experiencia de Brasil 2014, cuando Colombia llegó a cuartos de final por primera vez en su historia, antes de caer ante el anfitrión.

Ahora, Zapata cree que el equipo puede llegar más lejos.

"No es imposible, tenemos selección, el sueño y la ilusión están ahí (para pasar a la final). Cuando se sueña, todo se puede hacer realidad, pero hay que lucharlos. Trataremos de dar el máximo en cada partido", concluyó.

Además de Zapata, Pekerman dispone de zagueros como Davinson Sánchez, Yerry Mina y Oscar Murillo.

Colombia cierra la actividad en Milanello el martes, antes de viajar a Kazán, su base en Rusia.