JOHANNESBURGO (AP) — El ex arzobispo sudafricano Desmond Tutu anunció el jueves que ya no será embajador mundial de Oxfam, luego de que se revelaran denuncias de que altos funcionarios de la organización pagaron por sexo entre las personas desesperadas a las que debían auxiliar.

Una declaración de la oficina del ex arzobispo sudafricano dijo que él estaba "profundamente decepcionado por los señalamientos de inmoralidad y posible criminalidad".

La oficina de Tutu dijo que le había escrito a Oxfam "para informarles de su retiro como embajador global". Tutu, de 86 años y ganador del Premio Nobel de la Paz, rara vez hace declaraciones públicas debido a problemas de salud.

La actriz británica Minnie Driver y el músico senegalés Baaba Maal también han renunciado como embajadores famosos de Oxfam.

La organización caritativa se está tambaleando por las denuncias de que altos funcionarios que trabajaban en Haití tras el terremoto de 2010 del país le pagaron a prostitutas y usaron pornografía.

Oxfam dice que investigó las acusaciones en ese momento, pero tanto el gobierno británico como los reguladores de organizaciones humanitarias han criticado su falta de transparencia.

La secretaria de Desarrollo Internacional del Reino Unido, Penny Mordaunt, ha advertido que el financiamiento del gobierno al grupo _de cerca de 31,7 millones de libras (43,8 millones de dólares) para el ciclo 2016-17_ está en riesgo a menos que se aclaren las acusaciones.

Mordaunt se reunió el jueves con el jefe de la Agencia Nacional contra la Delincuencia de Gran Bretaña, en medio de temores de que depredadores sexuales se hayan aprovechado de las organizaciones de ayuda para abusar de los vulnerables.

Después de la reunión, el organismo de lucha contra la delincuencia dijo que los funcionarios trabajarían "para proteger a las personas vulnerables y asegurar que existan disposiciones de salvaguardia apropiadas para las organizaciones involucradas en la ayuda al exterior".