WASHINGTON (AP) — Un excolaborador de la campaña presidencial de Donald Trump arribó el viernes al tribunal federal en Washington para comparecer ante un jurado investigador, días después de haber amenazado con desacatar la orden emitida por el fiscal especial Robert Mueller, quien investiga la injerencia rusa en las elecciones.

Sam Nunberg no respondió a las preguntas de la prensa al arribar poco después de las 9.

Nunberg había dicho el lunes que no acataría una orden de comparecer ante el jurado investigador y entregar su correspondencia con muchos otros funcionarios de la campaña.

Sin embargo, esa misma noche, Nunberg dijo a The Associated Press que había cambiado de opinión y decidido acatar la orden. Dijo que le tomó muchas horas reunir los miles de correos electrónicos requeridos por Mueller, quien investiga si existió una coordinación indebida entre la campaña de Trump y Rusia durante la elección presidencial de 2016.

"Pensé que era un momento educativo", dijo acerca de las 24 horas que pasó bajo la luz pública.

La investigación de Mueller ha acusado a 19 personas y tres empresas hasta el momento, incluidos el exjefe de campaña de Trump y el exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca. Cinco se han declarado culpables.

___

La periodista de The Associated Press Jill Colvin contribuyó a este despacho