PANAMÁ (AP) — La Iglesia católica panameña anunció el domingo que separó a un sacerdote de sus funciones debido a que ha sido mencionado en una investigación judicial, aunque evitó identificarlo y dar detalles del caso.

“Hasta el momento la Iglesia no ha sido informada de que exista alguna acusación en contra del sacerdote, pero se ha tomado esta previsión para que la justicia realice las investigaciones pertinentes”, dijo el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, al leer un comunicado a la prensa.

Ulloa aseguró que están colaborando en la investigación que adelanta el Ministerio Público _Fiscalía General_ del país, que hasta el momento no ha informado nada del asunto. The Associated Press llamó a las oficinas de prensa de la fiscalía pero no obtuvo respuesta.

El sitio web de noticias del canal de televisión panameño TVN, uno de los más importantes del país, reportó que supuestamente se trata de un caso de homicidio ocurrido dos meses atrás.

El anuncio se efectuó mientras la Iglesia católica se prepara para organizar la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá del 22 al 27 de enero de 2019, en la cual participará el papa Francisco. Ulloa acaba de regresar de Roma después haber sido recibido por el pontífice.

“En el caso que se amerite, siguiendo las directrices concretas que el papa Francisco ha establecido y los protocolos emanados de la Conferencia Episcopal panameña, se actuará en apego de la ley y de los valores”, agregó el arzobispo.

La Iglesia designará a un sacerdote que informará de lo que vaya sucediendo sobre el caso, “porque queremos poner las cosas siempre sobre la mesa”, puntualizó Ulloa, sin recibir preguntas sobre el tema.