PARÍS (AP) — Un fulgurante Neymar anotó la friolera de cuatro goles y prodigó los pases para otro par, en un encuentro de la liga francesa en que el París Saint-Germain trituró el miércoles 8-0 al Dijon, con lo que se mantiene en la cima con autoridad y con una amplia delantera.

Entre los tantos del astro brasileño sobresalió un tiro libre ejecutado a los 42 minutos, con tal perfección que el arquero Baptiste Reynet no se molestó siquiera en lanzarse por el balón, que se incrustó en el ángulo superior derecho.

Ése fue el cuarto tanto del PSG. Los dos primeros fueron obra de Ángel Di María, el primero a los cuatro minutos, con un maravilloso zurdazo desde fuera del área, que tomó ligeramente adelantado al guardameta, y el segundo en una acción gestada totalmente por Neymar, quien se escapó dentro del área y tocó a segundo poste, donde el argentino estuvo atento para empujar hacia las redes a los 15.

La tercera diana fue de Edinson Cavani y tuvo tintes históricos. El uruguayo alcanzó a Zlatan Ibrahimovic como el máximo anotador en la historia del club, con 156 goles.

Di María se escapó por la banda derecha y envió un centro medido al área, donde Cavani cabeceó abajo y con potencia a los 21 minutos.

Y en el primer tiempo faltaba todavía la obra maestra de Neymar. Apenas con un par de pasos de impulso, Neymar cobró suave y por encima de la barrera para hacer el 4-0.

“Ha sido un paseo para él”, comentó Thomas Meunier, lateral derecho del PSG. “Siempre que recibe el balón, los rivales experimentan una verdadera sensación de miedo”.

Neymar consiguió los dos tantos siguientes, a los 57 y 73. Kylian Mbappé, quien entró como sustituto, fue autor del séptimo, gracias a un servicio de Neymar a los 73.

Cavani estuvo en posibilidades de rebasar al sueco Ibrahimovic pero no fue el encargado de cobrar el penal. Neymar no le dio esa oportunidad. El uruguayo lo miró después de que se sancionó la falta, pero el brasileño se situó frente al punto penal, ante algunos silbidos de los fanáticos que lo hicieron menear la cabeza, aparentemente molesto, en la recta final del cotejo.

“Estaba un poco molesto, quizá. Muchos jugadores habrían reaccionado de la misma forma”, indicó Meunier. “Cuando te pitan después de que hiciste cuatro goles y dos asistencias, es algo ingrato de parte de los hinchas”.

El tiro de Neymar engañó a Reynet y completó la humillación del conjunto visitante a los 83.

Al comienzo de la temporada, Neymar y Cavani discutieron por un penal. En aquella ocasión, el uruguayo se negó a que su compañero lo ejecutara y falló.

Por encima de los orgullos individuales, el PSG llegó a 56 puntos, superando por 11 a Lyon, que se colocó en la jornada como segundo del certamen, gracias a un triunfo por 2-0 sobre Guingamp.

Nabil Fekir anotó su 15to gol de la temporada, a los 26 minutos, tras un pase de Maxwell Cornet. Houssem Aouar, una de las estrellas en ascenso del fútbol francés, sentenció el resultado a los 58.

Lyon superó por un punto a Marsella y por dos al campeón Mónaco, que marcha cuarto.

En otros resultados, Angers superó 3-1 a Troyes, Rennes 2-1 a Lille, Metz 3-0 a Saint-Etienne, Tolosa empató 1-1 con Nantes y Amiens igualó por el mismo marcador con Montpellier.