COPENHAGUE, Dinamarca (AP) — Un hombre enmascarado con una espada en mano, a quien estudiantes tomaron inicialmente como un bromista de Halloween, atacó el jueves a cuatro personas en una escuela con una numerosa comunidad de inmigrantes en el sur de Suecia, matando a un profesor y a un estudiante antes de ser abatido a tiros por la policía.

El agresor de 21 años, quien posó con estudiantes para fotografías antes de comenzar su ataque letal, deambuló por los pasillos de la escuela Kronan en el poblado industrial de Trollhatan, llamó a las puertas de dos salones de clase y atacó a quienes abrieron, dijeron las autoridades.

La identidad del atacante no fue revelada, aunque el policía investigador Thord Haraldsson dijo a reporteros que una motivación racista estuvo involucrada en los hechos. No dio más detalles.

El ataque conmocionó a Suecia, donde los crímenes violentos son relativamente raros, aunque ha habido una ola reciente de incendios intencionales a centros de asilo en el sur del país tras el aumento en la llegada de migrantes. Funcionarios de inmigración calculan que aproximadamente 190.000 migrantes arribarán este año, la segunda cantidad más alta después de Alemania en el occidente de Europa.

"Éste es un día negro para Suecia", dijo el primer ministro Stefan Lofven respecto al ataque, el más mortífero en la historia que tiene como blanco una escuela en Suecia. "Es una tragedia que golpea a todo el país".

Laith Alazze, un estudiante de 14 años de edad, dijo que primero pensó que el atacante —quien estaba vestido de negro y tenía un casco que enmascaraba sus ojos— tenía algo que ver con Halloween.

"Uno de mis amigos se acercó a él para desafiarlo, pero cuando vimos que lo apuñaló (al maestro), nos alejamos corriendo", comentó Alazze al canal de televisión sueco TV4.

"Caminaba como un soldado con una espada en su mano", dijo a la televisora otro estudiante, identificado sólo como Edona.

Estudiantes llenos de pánico salieron apresurados de la escuela, mientras llegaban rápidamente la policía y ambulancias. Encontraron un maestro muerto y tres personas con heridas graves: dos muchachos, de 11 y 15 años, y otro profesor. Uno de los estudiantes falleció más tarde. Ninguna de las víctimas fue identificada.

Agentes realizaron dos disparos que dieron en la parte inferior del pecho del atacante, quien murió posteriormente en un hospital.

Hablando en una conferencia de prensa, Haraldsson dijo que el agresor ingresó a la escuela a través de una cafetería en el vestíbulo de la misma que está abierta al público, luego tocó en las puertas de dos salones y apuñaló a sus víctimas.

La policía revisó más tarde la casa del atacante y encontró "cosas interesantes para su investigación", agregó el investigador, sin proporcionar detalles.

Según reportes de medios de comunicación, la escuela había realizado la mañana del jueves una reunión previa al ataque para hablar sobre los temores de los maestros de que no pudieran controlar el acceso a la escuela, ya que los estudiantes tenían que atravesar el café público para llegar a la cafetería de la escuela y otras partes de ésta.