QUITO (AP) — Ecuador reclamó a Argentina el cambio de su embajador luego de que el titular de esa misión diplomática, Luis Juez, hiciera comentarios considerados ofensivos.

La cancillería ecuatoriana destacó en una publicación en su página de internet que el viceministro de Relaciones Exteriores, Rolando Suárez, convocó al encargado de negocios de Argentina, Carlos Enrique Catella, “con el fin de reiterar la demanda transmitida a su homólogo argentino... a fin de que el gobierno argentino proceda a retirar al embajador”.

Precisó que el pedido es consecuencia “de las expresiones ofensivas y segregacionistas proferidas en contra del pueblo (indígena) otavaleño y de todos los ecuatorianos, las mismas que han causado profundo malestar y decepción por provenir del más alto representante diplomático de un país amigo”.

El 24 de octubre, en declaraciones de radio recogidas por el diario La Nueva Mañana, Juez dijo que tras algunas actividades había decidido cambiarse de ropa para que no le dijeran que era “un mugriento y agarré hábitos ecuatorianos”. Poco después explicó que se refería a los habitantes indígenas de la ciudad de Otavalo, al norte de la capital, que a criterio del embajador “se visten a la mañana del sábado y están todo el fin de semana con la misma ropa”.

Las expresiones causaron marchas de protesta de los habitantes de Quito y Otavalo, estos últimos vestidos impecablemente de blanco de acuerdo con su uso tradicional.

Tras la queja, Juez -embajador en Quito desde 2016- escribió una carta a la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, aduciendo que sus expresiones fueron sacadas de contexto y malinterpretadas.