BEIRUT (AP) — El líder de la filial de Al Qaeda en Siria prometió a luchar en la provincia de Idlib, el último gran bastión rebelde en el país, ante una posible ofensiva del gobierno del presidente Bashar Assad.

Las capitulaciones de rebeldes patrocinadas por el estado, similares a las que ocurrieron en el sur del país, no se repetirán en Idlib, señaló Abu Mohammed al-Golani, del Comité de Liberación del Levante.

Sus comentarios se producen mientras Damasco envía refuerzos a Idlib, una región del noroeste del país, en la frontera con Turquía.

Fuerzas del gobierno sirio tomaron los suburbios rebeldes de la capital a principios de año, además de las provincias de Daraa, Quneitra y Sweida, en el sur del país.

Las declaraciones de Al-Golani se incluyeron en un video publicado poco antes de la medianoche del martes en internet para conmemorar el feriado musulmán del Eid al-Adha, o la “Fiesta del sacrificio”.