LONDRES (AP) — Fernando Llorente firmó un triplete en 12 minutos y Tottenham goleó el miércoles por 6-1 a Rochdale de la tercera división para avanzar a los cuartos de final de la Copa de la FA, en un duelo en el que se recurrió en repetidas ocasiones al videoarbitraje.

Son Heung Min metió dos goles, y Kyle Walker agregó otro por los Spurs, que utilizaron un plantel de suplentes, en un partido jugado bajo la nieve en Wembley.

Tottenham visitará al Swansea en los cuartos de final del 17 de marzo, mientras el equipo busca su primer título bajo la tutela del argentino Mauricio Pochettino.

En la primera mitad se agregaron más de cinco minutos debido al uso frecuente del videoarbitraje (VAR), lo que confundió y molestó a aficionados, jugadores y entrenadores.

“La primera mitad fue un poco vergonzosa para todos”, dijo Pochettino. “Fue muy difícil mantenerse concentrado en el fútbol”.

El VAR invalidó dos goles del Tottenham, uno en un penalti convertido por Son luego de que se decretó que amagó justo antes de realizar el disparo. Son recibió una tarjeta amarilla y el árbitro reanudó con tiro libre a favor del Rochdale.

El descanso llegó entre abucheos de la afición, aparentemente dirigidos a los árbitros, a pesar de que esta fue la primera ocasión en el fútbol inglés que las pantallas en el estadio destacaron que se estaba utilizando el VAR.

“No importa el resultado”, tuiteó el ex delantero argentino del Tottenham durante la segunda mitad. “El VAR está convirtiendo al mejor juego del mundo y al deporte que tanto amamos en una farsa. Es una burla”.

Llorente firmó un triplete “perfecto” — un tanto de pierna derecha, otro con la zurda y otro más de cabeza — poco después del descanso para que el Tottenham finalmente pudiera distanciarse de un equipo que actualmente se encuentra en el fondo de la tercera división inglesa.

Stephen Humphrys había igualado el marcador a los 23 minutos después del tanto de Son, para mantener al Rochdale a distancia de concretar una sorpresa.

Sin embargo, Llorente superó por encima al arquero para el 2-1 a los 47, remató a quemarropa el servicio de Lucas Moura a los 53 y después remató de cabeza el centro de Son a los 59.

El coreano puso el quinto gol en la pizarra a los 65 después de un servicio del argentino Erik Lamela, antes de que Walker-Peters cerrara la cuenta con su primera anotación con los Spurs.