HONOLULU (AP) — Honolulu se convirtió esta semana en la primera gran ciudad estadounidense en aprobar una ley que castigue a las personas que tienen la mirada puesta en sus celulares, tabletas o videojuegos al cruzar calles o carreteras.

Pero todavía está por verse cómo las autoridades van a aplicar esta ley, en una ciudad que atrae a turistas extranjeros. La industria del turismo está tratando de educar a los visitantes, pero unos cuantos turistas dijeron que no tenían idea de la regulación.

La portavoz de la policía Michelle Yu dijo que los agentes usan su criterio para dar advertencias o multas. La primera multa podría costar entre 15 y 35 dólares.