ANKARA, Turquía (AP) — Turquía anunció el lunes la ruta planeada para un ambicioso canal en Estambul que unirá los mares Mediterráneo y Negro, iniciativa a la que el presidente Recep Tayyip Erdogan describió alguna vez como uno de sus “proyectos locos”.

El ministro de Transporte, Ahmet Arslan, dijo que el “Canal de Estambul” de 45 kilómetros (28 millas) de largo, tendrá como extremos el distrito Kucukcekmece, en el mar de Mármara, y Durusu, en el mar Negro. El proyecto será puesto en marcha este año.

Erdogan anunció por primera vez en 2011 los planes para la construcción del canal a fin de reducir el tráfico marítimo en el estrecho del Bósforo, una de las vías navegables más transitadas del mundo. El mandatario dijo que el canal será terminado en 2023, en el centenario de Turquía como república.

Diversos grupos ambientalistas han manifestado preocupaciones de que el canal cause perjuicios a los ecosistemas de la zona.