BELLEVILLE, Michigan, EE.UU. (AP) — Una mujer de 81 años a la que le dolía la quijada murió semanas después de un error increíble: los doctores de un hospital del área de Detroit le practicaron una cirugía cerebral debido a una confusión en los registros.

Un jurado les otorgó una indemnización de 20 millones de dólares a los familiares de Bimla Nayyar, pero no verán un solo centavo. El veredicto ganado por el bufete de Geoffrey Fieger fue descartado por motivos muy técnicos que no tenían nada que ver con el error ocurrido en 2012 en el Hospital Oakwood de Dearborn.

Por segunda ocasión, la Corte Suprema de Michigan se negó a intervenir. La semana pasada el magistrado presidente Stephen Markman estuvo de acuerdo en que el fallo crucial de una corte de apelaciones debe permanecer, pero aun así de todas formas dijo que el caso es “una negligencia médica y legal, lo que resulta en un error judicial extraordinario”.

Nayyar ingresó a Oakwood para someterse a un procedimiento de realineación de su quijada dislocada. Pero en lugar de arreglarle eso, los doctores le practicaron una craneotomía, que involucra la remoción temporal de un trozo de hueso del cráneo. Posteriormente, el personal del hospital descubrió que la mujer de Belleville no necesitaba la cirugía del cerebro, sino que su nombre estaba en el expediente médico equivocado.

Nayyar falleció dos meses después. En 2015, un jurado dijo que la cirugía era la causa probable de su muerte y ordenó que sus familiares recibieran 20 millones de dólares como indemnización. Pero el fallo no tuvo efecto.

La Corte de Apelaciones de Michigan lo revirtió al afirmar que la muerte de Nayyar fue presentada como un caso de negligencia cuando debió tratarse como mala praxis médica, que tiene un límite a cualquier compensación financiera. La corte resaltó que el primero de los dos jueces que llevaba el litigio había descartado la acusación de negligencia.

Los abogados de Nayyar le pidieron a la Corte Suprema estatal que revierta esa decisión. Dijeron que el hospital ya había reconocido que la cirugía fue un error devastador.

La Corte Suprema declinó tomar el caso en dos ocasiones, en votación unánime.

___

Ed White está en Twitter como: http://twitter.com/edwhiteap