MADRID (AP) — El presidente del Atlético de Madrid, junto con sus más cercanos colaboradores, atestiguó el momento en que el nuevo estadio Wanda Metropolitano fue bendecido esta semana, durante una ceremonia privada a un costado de la cancha.

El cardenal Carlos Osoro encabezó el acto, que habría llegado justo a tiempo para el Atlético, de cara a su derbi del fin de semana contra el Real Madrid. Por momentos, ha parecido que el conjunto “Colchonero” requeriría de ayuda divina para dejar atrás los problemas que ha tenido en la campaña que marca la inauguración de su nueva casa, con capacidad para 68.000 aficionados.

Los dirigidos por el argentino Diego Simeone suman sólo dos triunfos en seis partidos desde que se inauguró el Metropolitano. Han perdido un encuentro y han empatado tres seguidos, de cara al compromiso del sábado.

“Hay que ganar el primer derbi en el Wanda... la gente seguro vendrá con muchas ganas”, dijo Antoine Griezmann, delantero del Atlético. “cuando se anima la gente, es muy difícil para el equipo rival. A nosotros nos da un plus. En el (antiguo estadio Vicente) Calderón era igual, pero en el Wanda es más, porque hay mucho más ruido. Es un partido muy importante para la afición y el club”.

El derbi podría ser decisivo para las esperanzas de coronación de ambos conjuntos en esta campaña, pues el Barcelona ha tomado ya una delantera significativa en la cima de la tabla.

El perdedor podría quedar en un déficit de 11 puntos respecto del club catalán, que se mide el sábado al Leganés, equipo de media tabla.

Valencia ocupa el segundo puesto, cuatro unidades detrás del Barsa y cuatro encima de los dos clubes del Madrid. El equipo “Che” visita el domingo al Espanyol, en busca de ampliar su racha de siete victorias consecutivas en la Liga.

Atleti sigue invicto en la Liga, pero ha ganado sólo dos de sus últimos nueve compromisos en sus distintas competiciones.

“Es un año diferente, tenemos un nuevo estadio, pero nos está costando meter gol y coger victorias”, reconoció Griezmann. “Atrás estamos bien. Hay que seguir trabajando, creyendo en el entrenador y en los compañeros. Trabajar y mejorar”.

Real Madrid viene de derrotar a Las Palmas en la Liga, un resultado que suministró oxígeno tras dos tropiezos consecutivos que le acarrearon todo tipo de críticas al equipo de Zinedine Zidane.

“Concentrados”, escribió simplemente Cristiano Ronaldo esta semana en Instagram, junto a una fotografía de sí mismo entrenando para el encuentro sabatino.

El Atlético tuvo un comienzo auspicioso luego de mudarse del Vicente Calderón al Metropolitano, en las afueras de la capital española. En el estreno, se impuso 1-0 al Málaga y luego triunfó por 2-0 sobre el Sevilla.

Pero la situación comenzó a complicarse cuando el club disputó su primer duelo europeo en el nuevo inmueble. Anotó primero ante el Chelsea, que sin embargo se impuso 2-1, con un tanto en el último minuto de los descuentos.

En su siguiente duelo de la Liga, el Atleti tenía ventaja sobre el Barsa hasta la recta final del partido. El uruguayo Luis Suárez logró un gol agónico que significó el empate 1-1.

El Villarreal rescató después un empate también por 1-1, lo mismo que logró el Karabag, con tan sólo 10 hombres, un resultado que prácticamente acabó con las esperanzas del Atleti, de avanzar más allá de la fase de grupos en la Liga de Campeones.

Ahora, un triunfo ante el Madrid representaría que el Atlético sigue aspirando por lo menos a un trofeo relevante en la campaña.