NYON, Suiza (AP) — La UEFA impuso una multa al club alemán Colonia de 60.000 euros (70.000 dólares) el lunes y ordenó al equipo pagar por los daños causados por sus aficionados en el estadio del Arsenal el mes pasado.

El Colonia fue acusado de los disturbios del público, de encender fuegos artificiales, lanzar objetos y causar daños en el Estadio Emirates durante un partido de la Liga Europa el 14 de septiembre que inició una hora más tarde de lo programado.

Pese a que la UEFA también había prohibido al Colonia vender boletos a sus aficionados para el próximo compromiso como visitante en la Liga Europa, la sanción fue aplazada por un periodo probatorio de dos años.

La UEFA informó que cerró un caso contra el Arsenal sin necesidad de tomar medidas.

El arranque del juego fue retrasado debido a la presencia de miles de aficionados del Colonia que rondaban sin boleto el estadio londinense, lo que complicó el acceso al inmueble para quienes sí contaban con boleto.

En otros casos de la Liga Europa, la UEFA ordenó sanciones por actos racistas de seguidores de los clubes Skenderbeu, de Albania, y del portugués Braga.

Al Skenderbeu se le ordenó recibir al Dynamo de Kiev en un estadio vacío para el 23 de noviembre y pagar una multa de 60.000 euros (70.000 dólares).

La UEFA tomó la medida ante la "conducta racista" y los "cantos ilícitos" de los aficionados del Skenderbeu en el empate sin goles frente al visitante serbio Partizan de Belgrado, el 19 de octubre. El duelo de vuelta se sostendrá el jueves en Belgrado.

Los seguidores del Braga mostraron actitudes racistas en la derrota por 2-0 en casa ante el equipo belga Ludogorets Razgrad hace dos semanas.

La UEFA ordenó que una sección del estadio del Braga permanezca cerrada en la visita que el Hoffenheim realizará el 23 de noviembre, y que sea cubierta con la pancarta de una campaña de la UEFA a favor de la diversidad.