VENECIA (AP) — Un museo a punto de abrir sus puertas en Venecia, la ciudad natal de Giacomo Casanova, quiere demostrar que el célebre aventurero del siglo XVIII era algo más que un mujeriego.

El Museo y Experiencia Giacomo Casanova no oculta el aspecto libidinoso de Casanova. Por el contrario, una de las seis salas es un dormitorio donde una instalación de sombras parece mostrar a Casanova seduciendo a una mujer.

Pero se quiere echar kuz sobre otras facetas del estudioso y escritor veneciano, cuya “Historia de mi vida” es una crónica fascinante de la alta sociedad europea a fines del siglo XVIII.

El museo abrirá sus puertas el lunes, en el natalicio de Casanova, en el Palazzo Pesaro Papafava de Venecia.