Quienes nos esforzamos por seguir de cerca el aquelarre de nuestra singular contienda presidencial llevamos meses empapándonos en una lluvia de sondeos electorales. En las próximas semanas tendremos que guarecernos de un diluvio de encuestas. Algunas nos dirán, por ejemplo, que Hillary Rodham …<p>Continue reading at <a href="http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article106788822.html#storylink=apmobile">http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article106788822.html#storylink=apmobile</a></p>