BRUSELAS (AP) — A la Unión Europea le preocupa una posible guerra comercial con Estados Unidos por el tema de los aranceles al aluminio y el acero, e hizo un llamado el lunes al presidente Donald Trump a no encaminarse hacia un “callejón sin salida” del proteccionismo.

Ministros de economía manifestaron que la UE _el bloque comercial más grande del mundo_ apoya el comercio libre y abierto y que responderá si se ve afectada por los aranceles estadounidenses que entrarán en vigor la semana entrante.

“Estamos preocupados por la posibilidad de tener una guerra comercial entre Estados Unidos y la UE porque solo habrá perdedores. Creemos que el proteccionismo es un callejón sin salida”, dijo el ministro francés de Economía Bruno Le Maire.

El ministro español de Economía Román Escolano Olivares dijo que el “proteccionismo es siempre un error político, es un error histórico”.

La semana pasada, Trump anunció aranceles del 25% sobre las importaciones de acero y del 10% al aluminio. Quedaron exentos temporalmente Canadá y México, dos productores importantes, dependiendo de las discusiones para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés) que incluye también a Estados Unidos.

El mandatario dijo que otros países podrían quedar también exentos si pueden convencer al gobierno estadounidense que su acero y aluminio no amenaza a la industria estadounidense.

La UE, conformada por 28 naciones, rechazó el argumento de Trump de que los aranceles se necesitan por motivos de seguridad nacional y ha amenazado con tomar represalias valuadas en unos 2.800 millones de euros (3.400 millones de dólares) en productos estadounidenses como el acero, la mantequilla de maní y el jugo de naranja si no se ve excluida del plan de aranceles de Trump.

En medio de la incertidumbre por quién podría quedar exento, el ministro alemán de Finanzas Peter Altmaier dijo que es “responsabilidad de todos mantener el comercio internacional tan justo y tan abierto como sea posible”.

El ministro danés de Finanzas Wopke Hoekstra declaró que los aranceles son “una mala idea”. Agregó que son “malos para los ciudadanos europeos, para los daneses y también lo serán para los estadounidenses”.

La Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la UE, está a cargo de las negociaciones comerciales en nombre de los países miembros. El sábado la comisaria europea de comercio Cecilia Malmstroem se reunió con el representante comercial estadounidense Robert Lighthizer en un intento para entender las exenciones de Trump, pero la funcionaria comentó que “no tuvo una claridad inmediata sobre el proceso exacto de Estados Unidos”.