LONDRES (AP) — David Goffin es uno de los cuatro semifinalistas de la Copa Masters, pero para ir más allá tendrá que hacer algo que nunca ha logrado: vencer a Roger Federer.

El belga y séptimo en el ranking mundial derrotó el viernes 6-4, 6-1 al austriaco Dominic Thiem y dejó el escenario listo para un choque con Federer en la Arena O2 el sábado.

Después de caer a 0-3, y con un 0-15 en el primer set, Goffin ganó 15 points consecutivos para tomar el control del encuentro, y nunca miró atrás.

"Nunca he encontrado la clave para derrotar a Roger", declaró Goffin, que ha perdido sus seis duelos con el suizo 19 veces campeón de torneos Grand Slam. "Honestamente, no sé qué hacer mañana. Pero voy a intentar algo, algo diferente, algo que nunca he hecho antes".

La victoria colocó a Goffin con marca de 2-1 en la etapa de round-robin del torneo de elite que pone fin a la temporada, luego de vencer al español Rafael Nadal y caer ante Grigor Dimitrov, que por su parte se medirá con Jack Sock en sábado en la otra semifinal.

Con la clasificación de antemano asegurada con victorias sobre Thiem y Goffin, Dimitrov derrotó 6-1, 6-1al español Pablo Carreño Busta en su último compromiso de la ronda de round-robin, con lo que se convirtió en el primer jugador en terminar invicto en esa primera fase en su debut en la Copa Masters desde Andy Murray en 2008.

Goffin, que llegó tras un juego de 74 minutos que terminó perdiendo ante Dimitrov, esta vez pudo recuperarse de un lento arranque.

Tras darle vuelta al primer set, rompió tres veces el servicio de un Thiem afectado por una lesión de rodilla izquierda, y para sellar el convincente triunfo.

"Bueno, tuve un muy buen inicio obviamente", dijo un decepcionado Thiem. "Pero una vez más, algunos errores costosos. Le permití que regresara al partido. De alguna manera después del 3-0, lo perdí hasta el final".

Su boleto a las semifinales en Londres es el más reciente paso en una impresionante temporada del belga de 26 años. Se colocó entre los 10 mejores tenistas del mundo por primera vez en febrero y llegó al octavo puesto del ranking a principios de noviembre, la máxima ubicación en su carrera.