SAN JUAN (AP) — Puerto Rico es objeto de dos demandas que por primera vez cuestionan la constitucionalidad de una junta federal de control que supervisa las finanzas de la isla y su poder para iniciar un proceso judicial _similar la bancarrota_ para reestructurar parte de la deuda pública de más de 70.000 millones de dólares del territorio estadounidense.

Una de las demandas fue interpuesta por el fondo de inversión estadounidense, Aurelius Capital Management, que tiene más de 470 millones de dólares en bonos de obligación general de Puerto Rico, entre otros títulos de deuda. Es el mismo fondo de cobertura que estuvo involucrado en una larga disputa sobre la mora en el pago de bonos de Argentina.

La segunda demanda fue entablada por un sindicato que representa a los trabajadores de la compañía eléctrica de la isla.

Ambas acciones legales fueron entregadas el lunes y argumentan que los siete miembros de la junta de control nunca fueron aprobados por el Senado de Estados Unidos.