LUXEMBURGO (AP) — La puertorriqueña Mónica Puig avanzó a su segunda semifinal de la temporada, al alcanzar esa instancia el jueves al derrotar 6-0, 5-7, 6-1 a la británica Naomi Brady.

En la que ha sido una magra temporada, el mejor resultado de Puig se produjo en febrero, cuando sucumbió ante Caroline Wozniacki en la ronda de semifinales del Abierto de Doha.

Actual número 69 del ranking de la WTA, Puig se las verá ahora con la belga y quinta preclasificada Elise Mertens, quien derrotó 6-4, 6-4 a la británica Heather Watson. Mertens es la única cabeza de serie que sigue con vida en el certamen.

La otra semifinal será disputada entre la alemana Carina Witthoeft y la francesa Pauline Parmentier. Witthoeft superó 6-1, 6-2 a la holandesa Kiki Bertens (3ra preclasificada), mientras que Parmentier eliminó con idéntico marcador a la sueca Johanna Larsson.