BUDAPEST, Hungría (AP) — Sergio Pérez reveló el sábado que tomó acciones legales contra Force India para salvar el futuro del equipo de Fórmula Uno al obligarle quedar bajo administración.

El equipo con sede en Silverstone quedó bajo el proceso de administración concursal tras una audiencia judicial el viernes en Londres. El recurso fue presentado por el piloto mexicano y contó con el respaldo de los acreedores de la escudería, incluyendo a su suministrador de motores, Mercedes.

Force India pudo competir el fin de semana en el Gran Premio de Hungría. Pérez se clasificó 19no el sábado, y su compañero francés Esteban Ocon quedó 18vo.

Tras la clasificación, Pérez dijo que sus acciones fueron tomadas considerando los mejores intereses del equipo. Aunque se le adeudan 3 millones de libras (3,9 millones de dólares) por los acuerdos de patrocinio del equipo, el piloto indicó que está más preocupado por los cientos de empleados que trabajan con Force India.

"El último mes ha sido muy duro para mí”, dijo Pérez en el circuito de Hungaroring. “Llegamos al punto en el que teníamos que tomar medidas para proteger a los 400 empleados”.

Pérez, quien ha competido en casi 150 carreras en la Fórmula Uno, intervino pese a que no lo deseaba.

“No debería involucrarme en esto porque al final de cuenta yo soy solo un piloto. Pero fue demasiado, y varios miembros del equipo me pidieron que salvara al equipo”, dijo. “Había una petición de otro cliente, que hubiera significado el cierre definitivo. Se me pidió salvar al equipo, tomar la iniciativa y que el equipo quedara bajo administración.

Pérez reiteró que su situación financiera no es lo primordial.

“No tiene que ver con lo que se me debe”, dijo. “Lo central en esto es que esto se tenía que hacer o de lo contrario el equipo desaparecía”.

Force India, con Vijay Mallya como codueño, quedó cuarto en el campeonato constructores el año pasado con uno de los presupuestos más austeros de la F1.

Luego de 11 de 21 carreras, Force India marcha quinto en la actual temporada, a 21 puntos del cuarto Renault.

Force India mantiene una deuda de más de 10 millones de libras (13 millones de dólares) con Mercedes, su suministrador de motores, amén de lo que se le debe a Pérez.

“Mientras más dinero tienes en este deporte, mejor te va. Pero ojalá podemos resolver pronto y podamos volver a operar de la manera normal a la que estamos acostumbrados”, dijo el director ejecutivo del equipo, Otmar Szafnauer. “Nos encontramos en este periodo crítico, que podría durar una semana o dos. Tendremos que tolerarlo”.

Szafnauer confía en una solución en lo que la F1 entra en la pausa de verano de cuatro semanas tras el GP de Hungría.

“Creo que es inminente”, dijo Szafnauer sobre un flujo de inversión.

Force India también afronta la incertidumbre sobre la continuidad de Ocon.

El francés de 21 años, señalado como un candidato al título en la F1, estaría en la mira de Renault.